Si tienes el deseo de migrar, ve preparando el check- in.

No todos estamos «destinados» a vivir en otro país.
No todos debemos sentir ese deseo.

No todos nos visualizamos «lejos de casa».

Y si no tienes ese deseo, no pasa nada, la vida te dice que debes seguir cumpliendo tus sueños dónde estés.

Pero si ya tienes esa inquietud y piensas en otro país y te imaginas viviendo ahí…..creo es cuestión de tiempo para verte viajando y «cruzando el charco».


Y te voy dando un spoiler, el deseo de migrar va aumentando y tú corazón va emocionándose cada día más. Es como cuando te vas enamorando de alguien. Igualito (bueno, mas o menos).

Volviendo a mi caso, yo sentí el deseo un enero del 2013, luego de visitar por primera vez Barcelona. Volví a Perú y me quedé pensando: ¿Cómo sería vivir ahí?», «¡Qué bonito el metro!», etc.

Llegó 2014 y seguía con ese sueño. Empecé a aterrizar la idea. Idas y vueltas, ventajas y desventajas: Analicé, comparé, pregunté y fue en enero 2015 que ya empecé «en serio».

En octubre 2015 ya estaba viajando y haciendo ese sueño realidad.

¿Qué aprendí de todo este proceso? A planificar todo y no darle tantas vueltas (sino, te pasas la vida evaluando).

> Si tienes las ganas, las posibilidades, seguridad y el deseo…¿Por qué seguir retrasando eso que tanto quieres?

Y para terminar, y seguro es algo que ya has escuchado, si ya tienes un deseo, ¿no es mejor luchar para que se haga realidad? Si ya existe, es por algo, ¿no?

Buenas noches,

Patricia

PD: En la foto estoy frente a mi primera casa, mi primer piso compartido que llevaré siempre en mi ♥️