Cuando ser positivo no es algo bueno.

Cuando el pasado martes la doctora me dijo que era “positiva” no sabía si llorar o enojarme.

Llorar, porque desde que todo empezó, fui muy cuidadosa por mí, mi familia, mi entorno más cercano.

Enojarme, porque hay muchas personas que aún no se protegen como debieran e ignoran las consecuencias.

No sé exactamente cómo pude contagiarme (tengo mis hipótesis pero ya dejé de pensar en eso) pero sucedió: Todo empezó el lunes 27/01 por la mañana. Me empecé a sentir mal en el trabajo, gripe durante todo el dia, estornudos. Pensé que era un simple resfriado.

Llegaron las 6pm y volé a casa.

Mi novio me vio mal y me preparó un té caliente con limón y jengibre. Ya hace unas semanas me había sentido así y ese té fue milagroso y me recuperó de un día para otro. Esta vez esperé el mismo efecto.

Me dormí con escalofríos, gripe y mucho dolor de cabeza. Ya me estaba asustando y mucho por mi salud, sobretodo porque al día siguiente tenia mi 3 era dosis de la vacuna y tenía que asegurarme si era positiva o no antes de hacerlo.

Me dormí, pero fue una noche muy difícil y larga. Muy larga.

El martes me desperté a las 6.30am esperando sentirme mejor, pero nada. Seguía igual. Saqué fuerzas y me fui a mi centro de salud (CAP) a la zona de emergencias. Está muy cerca a casa felizmente.

Esperé a la dra. Le expliqué lo que tenía. Me hizo el hisopado, esperé y me dio la noticia: “Patricia, eres positiva”. Todo en menos de 5 minutos. Me costó asimilarlo.

Antes de irme a casa, me dieron mi hoja de baja laboral (7 días para empezar), me explicaron cómo debía cuidarme y que tenía que confinarme. Y eso he hecho desde ese día.

Han sido días difíciles, algunos más que otros, cansancio, frustración, sueño, impotencia, dolor….felizmente no perdí el gusto, pude desayunar y almorzar bien todos los días.

Mi novio me ha cuidado todo este tiempo, muy paciente, él salió negativo al día siguiente. Mi familia también ha estado muy atenta con mensajes, llamadas, todo suma y fortalece en los momentos de debilidad.

Ahora, luego de 6 días puedo caminar por la casa, hacer mis cosas, cocinar y reir ?

Días difíciles que me han marcado y me han hecho valorar más la salud, sin ella no hacemos nada.

Este ha sido un post de desahogo, de agradecimiento y de fortaleza que queria compartir contigo porque quizás estás en la misma lucha o lo has estado.

Si estás pasando por lo mismo, estamos junt@s en esto, a poner mucha valentía y a mirar el futuro con esperanza y alegría. Esa es la clave para seguir.

Gracias por llegar hasta aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.